#ConMisHijosNoTeMetas la cámara de eco ideológica Ecuatoriana

En las últimas semanas en el país se ha evidenciado una disputa entre conservadores y progresistas sobre el destino de lxs niñxs y su educación en cuanto a la tan nombrada ideología de género. Es por esto que quiero invitarlos a reflexionar sobre varios puntos, tomando en consideración que toda esta pugna tiene como base un sinfín de rumores.

Por una parte están aquellos que se declaran #ProVida y #ProFamilia que no en su totalidad son católicos, sino también los simpatizantes de la idea del respeto al orden natural y biológico. Por otra parte estamos los progresistas (algunos católicos o espirituales) que creemos que una forma de avanzar es inculcar el respeto a las diferentes elecciones que cada cual hace a lo largo de su vida.

Todo parte con una falsa noticia, con audios circulando por whatsapp, que alertaban sobre la posibilidad que la asamblea nacional apruebe la ley orgánica para la prevención y erradicación de la violencia de género contra las mujeres, misma en la que si la revisan nada tiene que ver con los rumores infundados sobre todo por parte de la iglesia católica en estas últimas semanas. Ahora hay que saber que el proyecto de ley existe, mas no es como los grupos conservadores lo plantean, en ninguna parte se habla de implementar la ideología de género como un eje en la educación de lxs niñxs o adolescentes, mal entendiéndose como la posibilidad de que un niño o niña realice una elección en torno a su género; se basa más bien en la prevención de violencia y el derecho a ser protegida como sujeto que se identifica con el género femenino. Sin embargo la cultura que tenemos los ecuatorianos de hablar y difundir rumores sin revisar las fuentes primero ha generado que se desate el odio entre dos grupos de personas que merecen respeto y aceptación a pesar de la diferencia entre sus creencias.

Ahora primero revisemos que significa este término, tan criticado por los conservadores, IDEOLOGÍA. La RAE define ideología como conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político; por consiguiente les informo que TODOS poseemos una ideología sobre la postura que tomamos para desarrollar nuestra vida. Sin embargo al hablar de ideología de género cada persona o grupo social tiene una perspectiva diferente, los conservadores apostarán por defender el orden natural y los progresistas sostienen que el género como tal es una construcción social basada en un sistema patriarcal que ha provocado que existan sujetos vulnerables al no encajar con lo que se supone “es normal”.

Es verdad que se ha evidenciado un rechazo un tanto agresivo por parte de cierto miembro de la iglesia católica de la ciudad de Guayaquil, en cuanto a sus pronunciamientos sobre la supuesta ideología de género, siendo esta persona quien más enfatiza el hashtag #ConMisHijosNoTeMetas cuando un año atrás yo fui testigo como él en un auditorio lleno de chicas estudiantes de un colegio religioso de esta ciudad, al hablar sobre sexualidad, les adjudicó el término de “rodadas”, para referirse a la postura poco digna según los estamentos católicos que tienen algunas chicas al vivir su adolescencia un tanto liberal.  Entonces yo me pregunto por qué este sacerdote si puede meterse con las hijas de esos padres de familia que  las matricularon en esa institución para recibir un trato amable en todo momento y no ser juzgadas por la manera de vestir o actuar cuando no se encuentran dentro de las aulas recibiendo clases. Lamentablemente para ese sujeto está bien que la iglesia o las instituciones religiosas se metan con los hijos  ajenos, más aun colocando a la mujer en una posición vulnerable al ser juzgada sin ser primero escuchada y hasta acompañada en la construcción de lo que le representa a cada una la feminidad; sin embargo cuando este cura de algunos, por qué tengo fe que no todos los católicos nos representamos con él,  siente la amenaza de grupos que hasta el día de soy son vulnerables por el simple hecho de no coincidir con los moldes sociales de un sistema patriarcal; está en todo su apogeo moral para pedir que “no se metan” con los hijos de sus feligreses. Pero más allá de luchar por grupos vulnerables, quienes se identifican con el género masculino, tomen en consideración que ustedes también se ven afectados por este sistema, al no poder pensar diferente, al no poder expresar emociones, al tener que ser siempre “los fuertes e invencibles”, están siendo vulnerados por este sistema que tristemente al parecer para la iglesia sigue funcionando.

Ahora los grupos pro-vida y pro-familia defienden el derecho de los padres de familia de ser ellos quienes enseñen a sus hijos lo que mejor les convenga; y por eso tanto odio y discriminación  a quienes desde el feminismo  apoyan a la libertad de los derechos humanos sin importar la orientación sexual. Sin embargo yo me pregunté por qué tanto miedo sobre estos falsos rumores, por qué ahora si algunos padres de familia muestran interés sobre lo que enseñan a sus hijos en las escuelas/colegios. Para tratar de responder estas interrogantes les compartiré que un tiempo atrás tuve la oportunidad de  colaborar en una institución religiosa como parte del equipo del DECE, y pude fijarme el poco compromiso que muestran los padres de familia en temas de formación de sus hijos sobre todo cuando de sexualidad se trata; no estoy de acuerdo con exigirle a un niño que elija a temprana edad por uno u otro género, desde la psicología se sabe que es en la adolescencia, en el segundo despertar sexual, que un sujeto empieza a esbozar su elección de objeto amoroso aún ahí con el acompañamiento debido de sus padres o quienes lo hayan formado en casa. Es importante recordar que es en el hogar donde a todos los sujetos se les debe inculcar principios y valores e incluso que está correcto o no; no dejen que sean las instituciones educativas quienes realicen esa función por ustedes, sino no se lamenten si de aquí a mañana este tipo de rumores dejen de ser falsos y debido al poco interés sobre la verdadera formación de sus hijos, sea el estado quién decida por ustedes qué es lo que deben saber o hacer los niños desde el momento en que son escolarizados. También consideren que la “homosexualidad” no se aprende, no quiere decir que por que en la escuela les enseñen a los niñxs o adolescentes sobre el respeto a la diversidad sexual, ellxs captarán esto como modelo de aprendizaje así como aprenden matemáticas o historia para declararse luego homosexuales; es importante que tengamos claro que la identificación u orientación sexual es una elección que conlleva varios y diversos factores no solo biológicos sino también psicológicos, está bien que se muestren interesados en criar a sus propios hijos pero tampoco caigamos en la ignorancia de guiarlos equívocamente.

Sinceramente los invito a practicar el respeto a los seres humanos simplemente por su condición de serlo; sin embargo no está de más que antes de empezar a derrochar odio y dar ese ejemplo a los más jóvenes de la sociedad, leamos antes de actuar. También está muy bien si creen que con marchas, rezos y vigilias  ayudarán a que la sociedad “no se destruya”; pero recuerden que como adultos responsables sobre todo aquellos que decidieron tener hijos son quienes deben primero “formarlos” y no asignar esa función a otro institucional ya sea la escuela e incluso la iglesia.

Ahora no se trata de mencionar los delitos de pedofilia cometidos por miembros de la iglesia católica para tratar de desvalorizarla como institución, se trata de reflexionar que en ningún caso los padres de familia deben permitir que alguien se meta en la crianza de sus hijos; mucho menos si en esa crianza está la posibilidad de empezar a crear un mundo más equitativo y respetuoso. Quizás hay muchos por ahí pensando que el feminismo es el reverso del machismo, pero recordemos que el feminismo es la lucha por los derechos no solo de las mujeres sino de la posibilidad de construir nuevas masculinidades no represivas y más humanas; acaso nadie escuchó decir a alguien “los niños no lloran” o “los niños no juegan a la casita”, feminismo es libertad para que todos desarrollemos nuestra vida sin tener que encajar en moldes que a veces ahogan.

Psycho-logist
Si no es amor, es literatura
Artista en proceso & Cat Lover ❤️

Categories:

Sociología